MetaTags

Aristóteles

 

Lista de páginas

Albert Einstein

Aristóteles

Biografías

Claudio Tolomeo

Edwin Powell Hubble

Enrico Fermi

Galileo Galilei

Henry Cavendish

Hipócrates

Historia de las ciencias

Isaac Newton

Johannes Kepler

Michael Faraday

Nicolás Copérnico

Robert Hooke

Tycho Brahe

Apuntes Biográficos

 

Aristóteles conjuntamente con Sócrates y Platón forman el trío estelar de la filosofía ateniense.  Nació en el año 384 a.C. en una pequeña localidad macedonia cercana al monte Athos llamada Estagira (Tracia), de donde proviene su sobrenombre, el Estagirita. Su padre, Nicómaco, era médico de la corte de Amintas III, padre de Filipo y, por tanto, abuelo de Alejandro Magno. Nicómaco pertenecía a la familia de los Asclepíades, que se reclamaba descendiente del dios fundador de la medicina y cuyo saber se transmitía de generación en generación. Ello invita a pensar que Aristóteles fue iniciado de niño en los secretos de la medicina y de ahí le vino su afición a la investigación experimental y a la ciencia positiva.

 

 

Mueren sus padres

 

Huérfano de padre y madre en plena adolescencia, fue adoptado por Proxeno, al cual pudo mostrar años después su gratitud adoptando a un hijo suyo llamado Nicanor.  Muere en Atenas donde pasó largos períodos de su vida:  desde los diecisiete hasta los treinta y siete años y luego desde los cuarenta y nueve hasta los setenta y uno. 

 

 

Vivió en Grecia 

 

Aristóteles vivió en Grecia en el siglo IV antes de Cristo. Fue una figura importantísima en diversas áreas del conocimiento: lógica, ética, política, economía y biología. También se preocupó por aspectos que hoy se encuadrarían en el ámbito de la física.   La filosofía de Aristóteles es aún una fuente fecunda de inspiración y estímulo filosófico.  Su consideración teológica de lo real constituye un punto de vista ineludible  para cualquier filosofía.  Aristóteles representa paradigmáticamente un modo perenne de acceder a la reflexión filosófica y de proceder dentro de ella.

 

 

Aristóteles y la Física

 

Las ideas de Aristóteles sobre el movimiento son a primera vista razonables y cercanas al “sentido común”. Sin embargo, la intuición y el “sentido común” fueron sufriendo innumerables golpes en la historia de la física.  Aristóteles explica que si los seres naturales se caracterizan por tener en sí su principio de movimiento y de reposo, será necesario estudiar el movimiento y el cambio si queremos saber qué es la naturaleza.

 

 

Dos tipos de cambio



Aristóteles distingue dos tipos de cambio que afectan a las substancias compuestas:

  1. Cambio substancial (metabolé): es la generación y corrupción de las substancias. Afecta, por lo tanto, a la substancia misma, en tanto que supone su nacimiento o su muerte.
  2. El cambio accidental (kínesis) o movimiento: no afecta a la substancia, sino a sus accidentes. La substancia es el substrato que permanece en el cambio, el sujeto que adquiere o pierde ciertas determinaciones. Dependiendo de la clase de accidentes que sean modificados.

 

Los cambios accidentales

 

 

Aristóteles clasifica en tres los cambios accidentales o de kinesis:

  1. Ccuantitativo: afecta a la cantidad. Es el crecimiento y la disminución de una substancia o de un accidente de la misma.
  2. Cualitativo o alteración : es el cambio en las cualidades de una substancia.
  3. Traslación: es el cambio de lugar o locativo.

 

Tres elementos a considerar

 

 

En todo tipo de movimiento o cambio accidental hay que considerar tres elementos:

  1. el sujeto (hipokéimenon)
  2. la forma (morphé)
  3. y la privación 


Doctrina aristotélica


En la doctrina aristotélica, todas las cosas están constituidas por cuatro elementos fundamentales: fuego, agua, tierra y aire. El peso de un cuerpo está determinado por la proporción que contiene de cada uno de ellos. Por otra parte, el peso determina el estado de movimiento “natural” de las cosas: hacia abajo los más pesados (compuestos principalmente por tierra y agua), hacia arriba los más livianos (cuyos principales componentes son el fuego y el aire). En esta descripción no están incluidos los astros.  

 

Leyes de movimiento

 

Sus leyes de movimiento pueden resumirse de la siguiente manera. Para que un cuerpo adquiera una velocidad, es necesario aplicar una fuerza mayor a la resistencia, es decir:

 

F > R

 

Esta es una noción bastante intuitiva: para mover algo debemos empujarlo, y el movimiento empieza recién después de que nuestro empuje sobrepasa un cierto valor. Según Aristóteles, el cuerpo en movimiento adquirirá una velocidad proporcional a la fuerza e inversamente proporcional a la resistencia. Definiendo de manera adecuada la “resistencia” esta fórmula describe correctamente el movimiento de un objeto sometido a fuerzas de rozamiento dependientes de la velocidad, que llegan a una velocidad límite proporcional a la fuerza aplicada. Si bien correctas, estas leyes no son útiles al no tratar en pie de igualdad las fuerzas que producen el movimiento con las fuerzas de rozamiento. Tampoco describen cómo se llega a la velocidad límite.

 

 

La cosmología aristotélica

 

La cosmología aristotélica data de las primeras fases de desarrollo de su pensamiento, y se puede observar en ella una clara influencia platónica. En sus obras "Sobre el cielo" y "Sobre la generación y la corrupción", así como en algunos libros de la "Física", se exponen sus ideas fundamentales al respecto. El universo, que es finito y eterno, se encuentra dividido en dos mundos, el sublunar y el supralunar, reproduciendo de esta forma en cierto modo el dualismo platónico, cada uno de ellos con características bien distintas, como veremos a continuación.

 

 

Mundo sublunar


El mundo sublunar, en efecto, está formado por los cuatro elementos y sometido a la generación y a la corrupción, es decir al cambio y al movimiento. El mundo supralunar, por el contrario, está formado por una materia especial, incorruptible, el éter o quintaesencia, que solamente está sometido a un tipo de cambio, el movimiento circular, (que, al igual que Platón, Aristóteles considera una forma perfecta de movimiento), en clara oposición a los cuatro elementos (tierra, agua, aire, fuego) de los que está formado el mundo sublunar.

 

 

Modelo del universo

 

Según se puede apreciar en la imagen de la derecha, la Tierra, que es una esfera inmóvil, se encuentra en el centro del universo y, alrededor de ella, incrustados en esferas concéntricas transparentes, giran los demás astros y planetas, arrastrados por el giro de las esferas en que se encuentran y que están movidas por una serie de motores que deben su movimiento a un último motor inmóvil, que actúa directamente sobre la última esfera, más allá de la cual ya no hay nada, la llamada esfera de las estrellas fijas (porque se suponía que las estrellas estaban incrustadas, fijadas, en esta esfera) que es movida directamente por el motor inmóvil, y que transmite su movimiento a todas las demás esferas y al mundo sublunar.

 

 

Información adicional


Para obtener más información de Aristóteles y la física en su filosofía puedes visitar los siguientes enlaces recomendados:

 

Si deseas conocer más sobre la obra de Aristóteles en Astronomía puedes visitar los siguientes enlaces:


Enlaces recomendados para aprender más sobre la vida y obra de Aristóteles:

 

 

Para citar esta página:

 

Sepúlveda, E. (2016, julio). Aristóteles. Recuperado de Física en Línea: http://www.fisicaenlinea.com/17biografias/biografias02-aristoteles.html

 

13 July, 2016

elba@fisicaenlinea.com